lunes, 2 de mayo de 2011

Quemadores de Grasa. L-Carnitina

Si os pasáis por la maquina de bebidas del gimnasio seguro que encontráis alguna bebida de color llamativo en la que pone “quemadora de grasa” o “Fat Burned” o algo similar junto con la famosa frase “elaborado con L-Carnitina” y es que se ha puesto muy de moda la suplementación con este aminoácido.
La L-Carnitina no es exactamente un quemador de grasas. Tal como lo anuncian, parece que tomándola vas a disolver las grasas acumuladas y las vayas a expulsar por la orina. En realidad la L-Carnitina sirve para facilitar que las grasas se empleen como fuente de energía, digamos que es un transportador de ácidos grasos, es decir, produce la movilización de la grasa del cuerpo para que esta sea utilizada como energía al realizar actividades, por lo que mejora el rendimiento deportivo, aumenta la resistencia, y por su ayuda en la oxidación de grasas en cierta manera nos ayuda a adelgazar.

Según los estudios tomar este producto sin realizar algo de ejercicio físico no nos producirá prácticamente ningún beneficio, favorece el uso del TAG en ejercicios de larga duración, las dosis recomendadas están entre 1 y 2 gramos diarios para  notar su efecto, pudiendo llegar hasta los 3 o 4 gramos aunque en estos casos no esta reconocido que a mayor toma se obtengan mayores beneficios, se recomienda hacerla en dos tomas una de ellas 30 o 40 minutos antes de realizar el entrenamiento. Otro efecto beneficioso es que combate el colesterol y los triglicéridos.

Tener en cuenta que en el mercado se venden muchos falsos quemadores de grasas, y si se toma L-carnitina se tome de calidad ya que hay algunas que se fabrican con otros isómeros que son completamente ineficaces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario