martes, 28 de marzo de 2017

Cronica Ultra Trail de Barcelona. 103km +4700m

A la altura de Lleida, se confirmaban mis peores presagios en forma de gotitas sobre el parabrisas del coche, al principio insignificantes pero conforme avanzaban los kilómetros hacia Barcelona, fueron evolucionando hasta necesitar la máxima potencia de los limpia para evacuar la que estaba cayendo...la mundial.
Los días anteriores, es posible que el administrador de la web eltiempo.es hubiese notado un repunte de visitas, porque fueron innumerables las veces que comprobé la previsión que daban para el fin de semana, siempre con la misma respuesta, agua el viernes, agua el sábado. Y efectivamente no fallaba, y a las 20:00 horas del viernes caía en Begues, mientras recogía el dorsal, una buena manta de agua, absorto en el sonido de la lluvia, empezaba a preocuparme porque, aunque hemos toreado en plazas complicadas, mi mente no dejaba de imaginarse montañas de barro cubriéndome hasta los tobillos...

Cene en un restaurante Japo, buffet libre, con mi amiga Esther y me puse fino, siempre pendiente de la cristalera comprobando que seguía lloviendo, y me dormí rápido, sin problemas, abrí un par de veces el ojo a lo largo de la noche comprobando que el sonido de la lluvia continuaba ahí, omnipresente, pero seguí durmiendo como un bebe hasta las 5:45 que sonó el despertador...me levante directo a la ventana, y sí, seguía lloviendo.

A las 7 am estaba en la linea de salida, SIN CHUBASQUERO y con una sonrisa en la boca, porque la lluvia parecía que nos iba a perdonar el día, y aunque la primera parte de la carrera nos acompaño intermitentemente asi fué...las nubes, poco a poco se despedían de nosotros dejando salir al sol, cosa que agradecí mientras le hacia una peineta mental al de eltiempo.es, y aunque gran parte del daño estaba hecho y el ultra de Barrolona había comenzado, la carrera pintaba bastante mejor.

Durante los primeros kilómetros me encontré demasiado bien, como un tiro, los kilómetros pasaban rápido, las bajadas eran corribles, las zapas respondían muy bien en las subidas y en las bajadas con roca mojada, me sentía fuerte, y con ganas. Saltábamos los charcos, nos hundíamos en otros, buscábamos caminos alternativos y aunque llevábamos los pies mojados y un kilo de barro encima era hasta divertido.
En estas, me junte con un catalán y su mujer (una maquina que nos llevaba con la cuerda) que había sido de los pocos héroes-descerebrados que había terminado la ultima edición de la ultra bandoleros, los kilómetros dieron para que me contara con todo detalle el infierno que pasaron, se le quemaron las plantas de los pies, tuvo hiportemia, se mordía los dedos y no se los sentía, mientras a mi, me reforzaba la moral al saber que si el había pasado por eso, la carrera de hoy tenia que ser coser y cantar...los despedí en la playa del garraf...iban demasiado fuertes.

De la playa, km 36, a Begues, km 70, mi mente fue descontando los kilómetros de forma bastante rápida, a buen ritmo, los metros de desnivel se iban acumulando pero hasta ese punto kilométrico aguante practicamente sin problemas musculares, quizás empezaba a notar molestias en la planta del pie, es posible que tuviese alguna ampolla, en el kilometro 49 me encontré con el corredor que me acompañaría y me ayudaría a terminar la carrera, sin el es muy posible que en la parte final la cabeza hubiese dicho hasta aquí...y desde esta entrada de blog te doy las gracias...GRACIAS. 

Se llamaba David, y en ese kilómetro 49 se iba a retirar, iba mal de todo, de piernas, de sensaciones, del estomago, no podía mear...pero sobre todo iba mal de cabeza. Y eso fue lo que le arregle yo, hablándole, y dándole ánimos, diciéndole como íbamos a plantear la carrera, a todo me decía que sí, y en los 6 km que había hasta el siguiente avituallamiento, no se dio cuenta pero de no poder con su vida, llego al avituallamiento corriendo... en el siguiente se comió un plato de pasta y en el siguiente ya se encontraba mucho mejor y tiraba de mi...

Llegamos a Begues km 70 que era punto clave en la carrera, en ese pueblo estaba la meta, pero nosotros todavía teníamos que salir a hacer el ultimo bucle de 30 km, y volver, ese temido bucle del que ya nos habían hablado, y que era lo más duro de la carrera, quedaban 1700m de desnivel y eran las 6 de la tarde, teníamos tiempo de sobra, así que como ahí teníamos la bolsa de vida, nos cambiamos de ropa, me comí dos platos de pasta y gominolas de postre, y un fisio me hizo estiramientos, una hora después, salíamos a hacer la última parte convencidos de terminar.

Pronto se nos hecho encima la noche, el terreno era complicado, muy técnico, hasta el siguiente avituallamiento una bajada larga por piedras, barro y bloques me deshizo los cuadriceps, había que ir con cuidado si te rompías un tobillo allí, de noche, no te sacan ni los geos...así que los kilómetros pasaban muy despacio y las horas muy rápido...a todo esto hacía ya un rato que no me encontraba bien, los macarrones jugaban en mi estomago y peleaban entre ellos por salir en forma de alguna nausea, los tibiales se me agarrotaban en las subidas y los cuadriceps en las bajadas, no podía correr mas kilómetros solo andar y andar, llevaba en la planta del pie izquierdo una ampolla del tamaño de una moneda de dos euros, iba jodido, y pensé en retirarme en el ultimo avituallamiento, quedaban 10 km, se lo dije a David... en el siguiente igual me quedo.

Llegamos al último pueblo, y poco antes, David ya había sacado la artilleria pesada para convencerme para terminar, entre él y las señoras del avituallamiento (que consiguieron hasta que me riese) consiguieron convencerme de hacer los últimos kilómetros, ahora me alegro de tomar esa decisión, porque, aunque se hicieron largos y andaba como Chiquito de la Calzada, el ver la meta cada vez más cerca fue el placebo perfecto para no sufrir tanto mentalmente, como venía sufriendo hasta allí.

Y nos plantamos Begues...no nos recibió nadie, pasaba de la una de la mañana y hacía frío, ya no quedaba nadie por las calles, no quedaba nadie en la meta... pero nos sentimos como si la plaza estuviese llena, es difícil explicar lo que se siente cuando la única que te aplaude es tu cabeza, es difícil explicar porque hacemos 103 km sufriendo como perros...  y solo conseguimos entender  el porqué, cuando... LO CONSEGUIMOS.


UTBCN: Puesto 116

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Maraton de Valencia 2015.

Es la séptima maratón que he corrido, a priori tenía que ser una más, pero no ha sido así, desde que me inscribí en la maratón de Valencia, se convirtió en todo un reto, un reto complicado de llevar a acabo. Si preparar una maratón para batir tu mejor marca personal ya es complicado, hacerlo con un bebe de meses en casa, lo es todavía más. Hacer series a horas que no hay nadie por la calle, de noche, con el frontal en la bolsa siempre, dejar a la familia durmiendo a las 5:50 de la mañana, ir al curro dos horas antes para entrenar, ducha y a currar... Prepararla ha sido un esfuerzo auténtico y la verdad que las expectativas eran altas, llegaba fino, bien entrenado y bajo de peso, quizás en las mejores condiciones en las que nunca he estado, preparadisimo y convencidísimo que todo ese esfuerzo tendría recompensa, pero no fue así, los planes no salen siempre bien.



Allí nos plantamos, en la ciudad del Turia, a pasar el fin de semana, coincidiendo con unos cuantos Corredores del Ebro, algún Running Cadrete, con Tricas, y alguno más del mundillo, gente cojonuda que nunca se pierde estos eventos y que forman parte de tu pequeña familia de deportistas con la que te sientes tan a gusto... La maratón pintaba genial una de las mas rápidas de Europa con un despliegue de medios increíble por eso es la mejor maratón de España, sólo una preocupación, la calor, y es que en Valencia todavía es verano y los 25 grados con los que nos recibía esa mañana no es ni mucho menos la temperatura ideal para correr pero bueno, era un mal asumible.

Desde el pistoletazo me empiezo a agobiar, la salida, es un caos de gente, tropiezos, los corredores no van al ritmo que marca el cajón, y los continuos adelantamientos producen acelerones y frenazos repentinos, se pierde mucho tiempo y ese tráfico tan intenso dura 6 km, demasiados. Se alejaba el objetivo, ya que había perdido casi 15 segundos cada km y en los siguientes había que apretar, mi compi Tricas como buen galgo que es, me abandona a ritmo de 4:10,  yo me centro en ir a 4:30  durante un buen puñado de kilómetros, unos 20 más o menos, hasta que me meto en tiempo de 3:15, para entonces  hacía ya como una hora que me molestaba el gemelo izquierdo, el cual me empezó a dar problemas desde el km 14, lo que empezó como un dolorcillo, en el km 25 ya era bastante insoportable, pero la sorpresa llego nada mas cruzar el km 29, un pinchazo me hizo pararme en seco.

Pensaba que me había roto, estire y ande un km hasta que me decidí a volver a trotar, pero ya fue imposible, ya no pude correr más de un km seguido sin tener que parar por el dolor, y los 12 kilómetros que quedaban se convirtieron en un suplicio, la gente me animaba y yo andaba mirando al suelo porque me era imposible.
Llegue a meta después de perder mas de 25 minutos en los últimos 10k asqueado, me dolía la espalda, porque de correr mal se me cargo también y sin ganas, el sueño se había esfumado, y tanto esfuerzo no había valido para hacer mi mejor  marca, sino casi la peor.

3 días después no puedo correr porque aun me duele bastante, pero reflexionando, te das cuenta que las carreras son esto, hay veces que todo va bien y otras que todo va mal, lo importante es seguir, llegar y no perder la ilusión por seguir intentándolo, Así que siguiendo esa máxima, ya estoy inscrito en la maratón de Sevilla, no se si llegaré tan fino, pero de lo que estoy seguro, es que lo voy a intentar.

Tiempo final 3:35

martes, 3 de noviembre de 2015

El boost y el Trail Running

Hola a todos se que llevo mucho tiempo sin darle cuerda al blog, y tampoco se muy bien por que ha sido, no tenia muchas cosas que decir, ni siquiera las ultimas carreras que he corrido este ultimo año me han despertado esas ganas de contar como habían ido. 
Puede ser que como este 2015 no he andado nada fino y muchas de las carreras no he cumplido como pensaba no haya tenido ganas de aburriros con escusas y pataletas que todos los corredores buscamos cuando terminamos carreras que no han ido como debían.
Pero bueno hoy sin venir muy a cuento ha apetecido escribir y dar mi opinión sobre el nuevo sistema de Adidas el boost (del cual ya adelanto que soy un fanático) y su incorporación al trail running.

Adidas hace ya días que invento lo que para mi ha sido un verdadero cambio en la estructura de sus zapatillas, a mi la verdad que me gustan las marcas que arriesgan y que introducen cambios para intentar mejorar aunque luego sean una cagada,como por ejemplo hace Under Armour, Adidas se tiró a la piscina con el boost y la verdad que ha sido un petardazo. Confortable en la pisada, muy amortiguado y reactivo como ningún otro materal, en zapatillas asfalteras me parece un acierto TOTAL.
Lo que no me parece tan adecuado es la obsesión de Adidas en introducirlo en todas sus zapatillas y menos aun en sus buques insignias del trail (Raven, Riot, Response).



Y es que el boost, tiene todavía algunos aspectos que mejorar, entre ellos la estabilidad y la corrección de la pronación. Y resulta que en un deporte como el trail running esos dos aspectos son importantes no, IMPORTANTISIMOS.

PRONACIóN: En el trail running donde en gran parte de las carreras nos pegamos bastantes horas corriendo el cansancio hace que poco a poco vayamos cambiando nuestra forma de correr tendiendo a pronar, por eso muchos modelos de trail aportan un corrector de la pisada o se centran en corregir estos cambios posturales para que no aparezcan dolores "extraños" después de estar horas corriendo o andando. Desde Adidas no han conseguido todavía dar solución a los corredores pronadores, lo han intentado con la Sequence Boost haciendo una zapatilla que pierde bastante rendimiento con otras zapas de la gama boost y que no la recomendaría como una gran zapatilla y menos para descubrir las maravillas del boost, 

ESTABILIDAD: Las bajadas por pedregales o las zonas técnicas hacen que la estabilidad sea clave en unas zapatillas de trail, , y el boost es tan reactivo que peca un poco de inestable en asfalto asi que en estas superficies seguramente lo sera más, además no creo que sea necesario un material tan amortiguado para correr por senderos y pistas, ya que el terreno no tiene la misma dureza que el asfalto.

Así que principalmente por estos dos aspectos no le veo tanto futuro en el mundillo del trail al boost como en el asfalto, no digo que deberían eliminarlo de las zapatillas porque para gustos los colores pero a mi parecer es un error copar todos los modelos.  

Saludos!!


miércoles, 12 de noviembre de 2014

Los Barefoot y mi opinión

Hoy, un gran corredor y amigo, Miguel Lozano, me ha preguntado mi opinión sobre los barefoot, no sé si pensando en correr su próxima maratón descalzo, y creo que es un temazo para hablar, ya que las personas que practican, podemos llamarla "esta manera de correr" aseguran multitud de beneficios, beneficios que sinceramente, yo no le veo por ningún lado.

Para mi humilde opinión, se trata de una moda, una moda muy difícil de seguir, a las pocas personas que conozco, que lo han intentado probar, le han durado las ganas un par de salidas y han corrido poquísimo.

Yo haría una pequeña clasificación de los barefoot a fin de poder entenderlos mejor que podría ser esta:

- Los naturistas, estos principalmente, apelan a lo fabuloso que es sentir el crujir de las hojas bajo tus pies y lo bonito que es fundirse con la naturaleza mientras corres, de este grupo hay que sacar a los que corren descalzos por la ciudad que alguno se ve, y los que aparecen descalzos en la línea de meta de una maratón por ciudad, porque lo único que sienten es el chicle que llevan pegado o lo que quema la carretera. Sin embargo estos son el único grupo que puedo llegar a hacer un esfuerzo por entenderlo, al igual que hay gente que le gusta ir a la playa en bolas por ese mismo motivo, u otros que van a buscar el amor desnudos en plena naturaleza a la televisión (ironía on), todos en el mismo saco.


-Los Pro-antepasados, Resulta que el cuerpo está diseñado para correr y como no nacemos con zapatillas quiere decir que estamos preparados por la madre naturaleza para ir descalzos, además así lo hacían los antepasados. Los antepasados también salían con taparrabos cubiertos con una piel de oso a cazar con una lanza, y no por eso lo hacemos, a lo que voy, es que el mundo ha evolucionado, e igual que existen tejidos ultraligeros que abrigan tanto como la piel de un oso, las marcas gastan millones en intentar conseguir que corramos de la manera más confortable posible, luego ya entra dentro de cada uno decidir si quieres utilizar estos avances, o correr con los pies sangrando.

- Los Anti lesiones, denomino así al grupo que defiende a capa y espada que correr descalzo evita muchas lesiones, yo particularmente dudo muchísimo de esto también, y es que si nos paramos a pensar de que lesiones concretamente nos pueden salvar el ir descalzo es difícil encontrar una. Todos estamos expuestos a torcernos un tobillo o a una rotura de fibras vayas desnudo o vestido, si acaso se podría dudar de lesiones posturales y lesiones por estrés, y yo por otra parte, creo que correr descalzo puede facilitar bastante que te lesiones, porque si tú, vas corriendo y te haces un pequeño corte en la parte exterior del pie por ejemplo, cosa que puede ser más que posible, y te duele esa zona cambiarás inconscientemente tu apoyo para no utilizar esa zona, y por lo cual pronarás, y esto durante bastante rato te va a producir fácilmente dolores posturales.



Por último decir que la federación de carreras de montaña, este año ha prohibido los barefoot, y me parece bastante normal, aparte de por la salud de los corredores, por el gasto que podría llevar a una organización de una carrera a cubrir tanto medicamente como de seguros a estos corredores, lo que haría inviable la carrera, ¿os imagináis que en una carrera aparecen 300 barefoot? ¿la de ambulancias que podrían hacer falta para curarlos?


Así que sinceramente no sé dónde buscar para encontrarle beneficios a ser un barefoot, hombre por decir uno cuando pasas corriendo por delante de un grupo de personas todos se quedan ojipláticos, y eso puede molar, pero no sé si compensa...SALUDOS!!! 
 

domingo, 28 de septiembre de 2014

Maratòn de Zaragoza

Parece que estaba destinado que esta entrada la nº100 fuese con esta carrera, y es que cuando comencé a correr careras allí por el 2008, por entonces todas en mi ciudad, empecé a soñar con poder algún día, correr una maratón, y como es normal, me imaginaba corriendo la maratón de mi casa, la de Zaragoza, por lo que se puede decir que con esta carrera he cumplido un sueño.
Es la sexta maratón que corro, y hasta ahora no me había planteado correrla porque, siendo sincero, no me apetecía entrenar una carrera tan exigente como una maratón en pleno verano, donde, las tapitas las cervezas van que vuelan, las fiestas del pueblo me hacen perder media vida, y en la playa se está muy bien tumbadito en la hamaca y no entrenando...

Pero este año si...me anime, y antes de que el calor del verano me quitase las ganas, me inscribí, y aunque he entrenado, sentía que no lo había hecho de manera constante, semanas en blanco, hacían que unos días me sintiese bien y otros tuviese unas sensaciones malas que no me hacían estar nada seguro de cara a la maratón...
Así que decidí que ya que no iba a luchar por mi mejor marca personal, iba a correrla sin mirar el reloj, sufriendo lo menos posible, disfrutando de mi ciudad, del público y de mis colegas de fatigas...

Así que hoy he salido con el globo de 3:30, muy cómodo con Tricas y Gorka disfrutando sin forzar lo mas mínimo...y hemos llegado a la media silbando...1:43 que se me ha pasado volando, buscando conocidos entre el público, chocando manos, corriendo por donde sueles entrenar, las piernas iban solas.




Como me he visto tal suelto, casi sin querer me he ido adelantando al globo de 3:30 iba agusto, incluso me han entrevistado de Antena Aragón mientras corría y todo, y he ido aumentando el ritmo, esperando que llegase el muro, que hasta hoy siempre me daba unos bofetones para recordar, pero hoy no, ha llegado el 30, el 35 y el 40 y me encontraba bien, los típicos dolores en las piernas pero sin esa sensación de fatiga de otras veces que te hace ir al límite...



Y así he llegado a los últimos km por cierto cojonudos, por el centro de la ciudad con mucho público...mención especial al puntazo de entrar en meta en la Plaza del Pilar, rodeado de gente, pone los pelos de punta...me ha encantado.



Al final 3:21 no me esperaba hacer ese tiempo yendo tan cómodo la verdad, así que estoy muy satisfecho!!! Saludos

Posición Gral.: 170                     os dejo el move de la carrera!!
Posición Cat: 43



domingo, 20 de julio de 2014

Adidas Energy Boost

Las últimas zapas que me he comprado son las energy boost,  hacía días que estaba intrigado con el nuevo compuesto boost de Adidas que habían presentado como una superevolución de la amortiguación, del que tantas cosas buenas había leído en numerosas reviews, así que tocaba probarlas y la verdad que tenían bastante razón, el boost es todo un invento.

Yo que peso 82/83 kilos, he notado bastante lo reactivo que es el boost, así que para un corredor de 70 kilos deben ser explosivas... una maravilla.
Centrándonos en la amortiguación, que es la verdadera novedad, el boost amortigua más, es muy reactivo y es muchísimo más indeformable que el Eva, por lo que aguantará muchísimo más tiempo la misma amortiguación y no se perderá con el paso de km. 
Se puede decir que las energy boost (80% boost+ 20% eva) pueden valer como zapatillas de entreno para corredores no muy pesados, y también pueden valer para corredores de mi estilo para hacer series, o para competir en 10k o medias...incluso pienso probarlas en la próxima maratón. Quizás si pecan de algo puede ser de ser algo inestables.

En cuanto al upper es el higt line de Adidas, tejido techfit sin costuras y antiampollas, es elástico, y se adaptan como un guante al pie del corredor, aquí cuando digo como un guante, es literal. Este tejido aunque es muy bueno, entiendo que haya corredores que lo adoren y otros que no le gusten, sinceramente las primera vez que te las calzas para correr dan la sensación de van pequeñas y es por lo que ajusta el techfit, para el verano el que vayan tan ajustadas también puede dar la sensación de ser más calurosas.


En general una zapatilla muy muy buena, de la que pienso repetir, la energy boost fue la zapatilla en la que Adidas estreno el boost y este 2014, ya lo ha introducido todas las zapatillas tope gama de la marca y es por algo.   

Sunnto Ambit2

El último juguetito que me he comprado es este reloj GPS con el que estoy encantado, el Sunnto Ambit2 va a ser difícil de evolucionar porque la verdad que, menos hacerte la cena hace de todo. Lo realmente brillante es su polivalencia, ya que vale para un gran número de deportes.

En cuanto al running dispone de todo lo que se le puede pedir a un reloj GPS para el running, midiendo todo tipo de valores: cronómetro, distancia y ritmos y valores de frecuencia cardiaca, y alguna cosita especial como el fussedspeed especial de Sunnto para afinar en las mediciones de ritmo o por si se pierde la señal del gps.



En cuanto a la carrera de montaña, es donde realmente saca su poderío, dispone de altímetro y barómetro, calculando la altitud, ascenso, descenso, la pendiente, la velocidad vertical, incluso te avisa de las tormentas para que no te pille en medio del monte, o el tiempo que te queda antes de que anochezca. Posee una de las mejores baterías del mercado llegando a durar 50 horas según configuración de parámetros.
La navegación en ruta, una vez probada, es bastante buena y fiable, es muy sencillo introducirle rutas, hace un mes hicimos la ruta de crestas del infierno de Gavin sin saber el camino y la hicimos corriendo perfectamente.

Para los amantes del triatlón o duatlón se puede cambiar de deporte sin parar el cronómetro y luego te calcula incluso las transiciones.
Para los nadadores sirve para nadar en abierto y en piscina cubierta.
Completamente modificable al gusto del usuario, aparte de todo esto, hay infinidad de App que se pueden descargar y que añaden valores de medición que pueden ser útiles según para que persona como puede ser por ejemplo los gramos de grasa de proteína y de hidratos que has gastado en el entrenamiento.

Todos los datos se descargan a la plataforma de Sunnto, que se llama Movescount, que simula una red social de deportistas donde puedes seguir tanto a tus amigos, como a deportistas famosos que utilizan Sunnto, como Kilian Jornet y ver sus entrenos y sus logros. También se pueden formar comunidades de amigos, clubs de atletismo etc.


Por último otra de los puntos importantes es el diseño, para mi gusto es un reloj muy bonito y muy llevadero para el día a día.

Seguro que me dejo un montón de cosas pero las dejo para que las descubráis los que os lo compréis pero en general ya os digo… un pepinazo de reloj!!